María y Álvaro

    Necesitaban una invitación elegante y original, como son ellos, así que pedí fotografías de la finca donde se celebraría el evento y realicé una ilustración con todos los elementos que les acompañarían en ese día tan especial. Diseñé decoraciones para la carpa, un USB de regalo con la música, el díptico de la misa… y todos esos pequeños detalles que hacen que una boda sea inolvidable.